lunes, 4 de mayo de 2015

Técnicas para enseñarle a tu niño a vestirse solito.




Aprender a vestirse solo(a) es una de las habilidades esenciales para nuestros niños que fomenta la independencia, pensamiento y lógica. Con las siguientes estrategias podemos comenzar a estimular esa habilidad.

1. Permite que el niño elija.
Aprovecha la emoción que le causa a un niño vestirse solo y permite que escoja las piezas de ropa que le gustaría utilizar en el día. No lo agobies con demasiadas opciones. Permite que elija de entre 3 o 4 conjuntos que le proporciones, ya que todavía no saben o están en proceso de coordinar o combinar colores y piezas de ropa. Es una excelente oportunidad para que practique los colores, las combinaciones y el tipo de ropa según el clima. 

2. Cartel de rutina en la mañana.
Un cartel de rutina en la mañana es un recurso muy útil para ilustrar al niño lo que necesita para poder vestirse solo diariamente. Separa una cartulina en dos columnas. En una de las columnas dibuja o pega imágenes de cada prenda de vestir en un orden lógico que le sirva de guía para vestirse. En la columna derecha escribe claramente el nombre de la pieza y el numero de orden. Coloca el cartel en un lugar visible y decora llamativamente. 

3. Levantarse temprano.
Sabemos que cuando los chiquitines están aprendiendo a vestirse solos, batallan y pasan un poco de trabajo; lo que es muy natural. Así que para evitar caos, permite que el niño tenga suficiente tiempo para vestirse, ya que si no tienen el tiempo necesario se frustran y pierden el interés. A levantarse un poco mas temprano!; y no intervengas en el proceso, deja que el descubra diferentes maneras de ponerse las prendas de ropa. 

4. Comenzar de manera simple.
Cuando estás enseñando a un niño a vestirse, comienza con prendas de ropa que sean de manejo fácil, por ejemplo: pantalones con elástico y suéteres. Una vez que domine la ropa sencilla, pasamos a piezas con botones grandes y cremalleras. Utiliza un par de medias (calcetines) para practicar y marca la parte inferior con algún rotulador permanente para que el niño distinga. Igual con los zapatos, debes comenzar por lo más sencillo: zapatos tipo mocasines y tenis con bandas de velcro. Luego puedes pasar al siguiente nivel con los cordones. 

5. Dominando el uso de botones y cremalleras.
Los botones y cremalleras pueden ser un poco difícil de manejar al principio, ya que su desarrollo motor está en proceso. Comienza con botones grandes y ojales fáciles para usar. Siéntate con el niño para que practique presionando los botones adentro y afuera de los ojales, una y otra vez. Igualmente con la cremallera, practicamos bajando y subiendo una y otra vez. Existen diferentes juegos divertidos que pueden realizar para practicar como: vistiendo osos de peluches con prendas que tengan botones y cremalleras o compitiendo quién viste primero a quién. 

6. Sin malos comentarios.
Es comprensible que para los papis y maestros, el enseñar a vestir a un niño es un reto. Pero como adultos debemos poner ejemplo de la tolerancia, así que evita comentarios como: "no sabes hacer nada bien", "te vestiste mal", "pusiste el botón mal", etc. Este tipo de comentarios o criticas parecen inofensivos pero pueden devaluar los esfuerzos del niño y bajar su autoestima. Existen maneras de corregir con amor y paciencia. No olvidemos halagarlos y premiarlos cuando lo hacen correctamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Baby Cupid Baby Cupid